Se establece la obligatoriedad de cancelar las obligaciones impositivas y de los recursos de la seguridad social a través de medios electrónicos de pago, eliminándose la posibilidad de su cancelación en efectivo.

En tal sentido, se establece la obligatoriedad de cancelar mediante home banking las siguientes obligaciones, a partir del 1/8/2017

Impuesto al valor agregado: – Seguridad social empleadores (excepto casas particulares); – Saldos de declaraciones juradas de ganancias para personas humanas y de bienes personales; – Pagos de cualquier concepto por hasta $ 10.

Por otra parte, se deberán cancelar mediante home banking, débito automático en cuenta u otros medios electrónicos las siguientes obligaciones:

A partir del 1/8/2017: – Anticipos de ganancias para personas humanas y de bienes personales; – Autónomos categorías II y II´

A partir del 1/1/2018: – Autónomos categorías I y I´

El resto de obligaciones impositivas y de los recursos de la seguridad social podrán ser cancelados por otros medios electrónicos diferentes a home banking en la medida que no existan disposiciones que obliguen a utilizar únicamente este sistema.

Fuente: Estudio Eidelstein