La crisis que vivimos desde hace unas semanas es algo extraordinario que nunca imaginábamos vivir. En todos los sentidos, desde humano hasta económico, los cambios son enormes y nos tocan a todos. El impacto de esta pandemia obligó a los gobiernos de todos los países del mundo a reaccionar sin estar preparados para llevar a cabo un proyecto tan importante y diferente de lo que ocurría hasta entonces. En Europa, donde las consecuencias de la pandemia han aparecido de forma muy virulenta y sin gestión centralizada por parte de la Unión Europea, cada país se ha propuesto preparar sus propias medidas para afrontar lo que ya está aquí, pero sobre todo para frenar el impacto económico que está por venir.

En el caso concreto de Polonia, tras una larga semana de preparación y debate público, el Parlamento polaco aceptó el 31 de marzo el paquete de medidas conocido como ‘escudo anticrisis’. Los cambios propuestos tienen como objetivo proteger el mercado laboral y mejorar el flujo de caja de las empresas. El tamaño de la empresa y el tipo de industria decidirán el alcance del apoyo.

El día 16 de abril el gobierno polaco aprobó nuevas medidas temporales para intentar combatir las consecuencias de la crisis del COVID-19. Bajo la denominación de ‘segundo escudo anticrisis’ se centra principalmente en aclarar las cuestiones que surgieron tras el primer paquete de medidas, así como ajustes en los requisitos.

En primer lugar, las soluciones fiscales más importantes en relación con el impuesto sobre el valor añadido son:

  • Aplazamiento de la obligación de presentar un nuevo archivo JPK_VAT para las grandes empresas (declaración y registros) del 1 de abril al 1 de julio de 2020.
  • Aplazamiento de la fecha de entrada en vigor de la nueva matriz de tipos de IVA del 1 de abril al 1 de julio de 2020.
  • Aplazamiento parcial de la fecha de entrada en vigor de las disposiciones sobre tasas de información vinculantes hasta el 1 de julio de 2020.
  • Ampliación del plazo para presentar una notificación de pago a la cuenta no registrada (en la llamada Lista Blanca) de 3 a 14 días.

En caso de los impuestos sobre la renta para las personas físicas y jurídicas podemos destacar:

  • Posponer la fecha límite para el pago de los anticipos del PIT sobre las remuneraciones pagadas en marzo y abril de 2020 (hasta el 1 de junio de 2020).
  • Posibilidad de compensación de las pérdidas sufridas en 2020 con los ingresos generados en 2019 (cuando los ingresos totales en 2020 sean al menos un 50 % inferiores a los de 2019), hasta la cantidad de 5 millones de zlotys de pérdidas.
  • Abstención en lo relativo a la aplicación de las disposiciones sobre el alivio de deudas incobrables al deudor de los pagos anticipados del PIT y el CIT (cuando los ingresos son inferiores en al menos un 50 %).
  • Permitir la deducción de los ingresos de las donaciones realizadas para contrarrestar el COVID-19. Además, se asignó una nueva tasa de IVA para las donaciones de portátiles y tablets realizadas para escuelas, organizaciones humanitarias de 0 %.

Respecto a la Seguridad Social (ZUS), se han puesto en práctica iniciativas de apoyo global similares con el enfoque en las PYMES:

  • Financiación estatal de las cotizaciones a la seguridad social durante tres meses para las microempresas que emplean hasta cuarenta y nueve empleados, si fueron declaradas como contribuyentes antes del 29 de febrero de 2020; o para los trabajadores autónomos, si estaban en activo antes del 1 de abril de 2020 si sus ingresos disminuyeron al menos en un 50 %. Las empresas hasta 9 empleados pueden contar con el apoyo del 100 %, y las que contratan entre 10 y 49 empleados disfrutarán de un descuento del 50 % del importe total da las cotizaciones pendientes de pagar. Además, esta financiación no va a aumentar la base imponible según la ley de impuestos de sociedades.
  • Eliminación temporal de la tasa de prórroga en las reclamaciones de impuestos y seguridad social (ZUS)
  • En el caso de las solicitudes del ZUS, los empresarios que tengan dificultades para pagar las aportaciones a la seguridad social adeudadas para el período que comienza en enero de 2020, en caso de que se celebre un acuerdo de aplazamiento del pago de las aportaciones o un acuerdo de pago a plazos, estarán exentos del pago de la tasa de prórroga.

Al mismo tiempo se produjo los cambios necesarios relativos a otros impuestos cuyo impacto es necesario para seguir con la actividad económica durante el periodo que dure la pandemia:

  • Para las reclamaciones fiscales: abstenerse de cobrar la tasa de prórroga, atrasar o aplazar la fecha de pago de los impuestos y los atrasos fiscales determinados como los ingresos del presupuesto del Estado procedentes de las contribuciones adeudadas para el período a partir del 1 de enero de 2020, sobre la base de la solicitud presentada durante el período de amenaza de epidemia/estado epidémico o dentro de los 30 días siguientes a su cancelación.
  • Exención del impuesto sobre las transacciones de derecho civil (PCC) de los acuerdos de préstamo celebrados antes del 31 de agosto de 2020.
  • Impuesto sobre bienes inmuebles – municipio habilitante:
    • Aplicación de una exención del impuesto sobre los bienes inmuebles (para una parte del año 2020) y ampliación de los plazos de pago de los plazos del impuesto sobre los bienes inmuebles, pagaderos en abril, mayo y junio de 2020, no más allá del 30 de septiembre de 2020, para los grupos de empresarios cuya tesorería se haya deteriorado.
    • Aplazamiento del impuesto sobre el comercio minorista hasta el 1 de enero de 2021.

Dadas las dificultades de desplazamiento o recopilación de datos el Gobierno polaco se vio obligado aceptar también otras soluciones relativas al cumplimiento de las obligaciones de presentación de informes que incluye su preparación, aprobación, divulgación y envío al registro, entidad u organismo correspondiente, entre otras:

  • Prorrogar el plazo de presentación de la CIT-8 para todos los contribuyentes hasta el 31 de mayo de 2020, salvo los contribuyentes con ingresos exentos de la CIT y las organizaciones de beneficio público, hasta el 31 de julio de 2020 y aplazar la obligación impuesta a las entidades de los sectores público y privado y a las organizaciones no gubernamentales de preparar estados financieros y realizar auditorías de los mismos por empresas de auditoría.
  • Aplazar la obligación de presentar información al Registro Central de Propietarios Beneficiarios (la ley sobre la lucha contra el blanqueo de capitales) hasta el 13 de julio de 2020.
  • Prórroga del plazo para la presentación de informes sobre los regímenes fiscales (MDR): los plazos para la presentación de informes sobre los regímenes fiscales nacionales a partir del 31 de marzo de 2020 no darán comienzo, y los ya iniciados se suspenden hasta el 30 de junio de 2020.
  • Presentación de los estados financieros que se prorroga del 30 de junio al 31 de julio.

Para ayudar a las empresas a hacer frente a esta difícil situación y evitar problemas de flujo de caja y protegera  las personas, entidades y sectores más afectados se ha establecido un conjunto de medidas temporales y específicas:

  • Reducción del 90 % del alquiler durante el período en que el arrendatario no realice su actividad comercial en una instalación comercial con una superficie de venta de más de 2.000 metros cuadrados durante una emergencia o epidemia, a menos que el contrato ofrezca una solución más favorable para el arrendatario.
  • Apoyo a las empresas de transporte por parte de la Agencia de Desarrollo Industrial (PFR) en la refinanciación de los contratos de arrendamiento.
  • Fondos de liquidez del BGK, el Fondo de Desarrollo Polaco (PFR) y la Corporación de Seguro de Crédito a la Exportación (KUKE), incluida la posibilidad de obtener del PFR – para empresas medianas y grandes- un aumento de capital o financiación en forma de bonos con un valor total de 6.000 millones de zlotys.
  • Prestaciones mensuales de hasta unos 2.000 PLN para los trabajadores autónomos y los empleados con contratos de ejecución o contratos de tareas específicas.
  • Cofinanciación de la remuneración de los empleados, de hasta el 40 % del salario mensual medio, y horarios de trabajo más flexibles para las empresas experimentando dificultades.
  • La protección de los consumidores contra los aumentos excesivos de precios y otras prácticas comerciales desleales.

El conjunto de las medidas aprobadas en las últimas semanas está afectando a un amplio grupo de personas y sectores. Es por ello que los políticos siguen analizando la situación e intentado actuar frente de las expectativas de la sociedad y los cambios en la situación económica. Precisamente, el 28 de abril 2020, se envió al Parlamento una tercera propuesta de ley con ampliación de medidas y cambios de las que ya están en vigor. Se espera su aceptación al final de esta semana.

La crisis del Coronavirus está suponiendo importantes retos para todas las empresas y en este contexto la información es esencial. En Auxadi somos expertos en brindar servicios de valor agregado en lo relativo a contabilidad, tax compliance y gestión de nómina internacional. Si necesitas ampliar lo expuesto aquí, no dudes en contactarnos.

¿Necesita más información?

Contacta con nosotros

Kataryzna Holak
International Payroll Dept

Toda la información está actualizada en el año 2020. Este contenido ha sido preparado como guía general sobre asuntos de interés únicamente, y no constituye asesoramiento profesional. En ningún caso se debe actuar en base a la información contenida en este documento sin obtener asesoramiento profesional específico. Ninguna representación o garantía (expresa o implícita) se da en cuanto a la exactitud o integridad de la información contenida en estas páginas, y, en la medida permitida por la ley, AUXADI no acepta o asume ninguna responsabilidad o deber de cuidado derivado de cualquier consecuencia que usted o cualquier otra persona que actúe, o se abstenga de actuar, en confianza en la información contenida aquí o por cualquier decisión basada en ella.