Honduras ha sido uno de los países de Centroamérica más afectado por la pandemia de la COVID-19, con una suma de 10.739 casos confirmados desde el estallido de la pandemia hasta mediados del mes de junio. Después de unos tiempos duros y difíciles, no solo a nivel sanitario sino también a nivel económico y social, Honduras comienza a dar sus primeros pasos hacia una ‘’nueva normalidad’’. Tras haber vivido una situación extraordinaria que ningún país esperaba, Honduras plantea una serie de medidas económicas y sociales mediante las cuales busca reactivar la economía de una forma segura. A continuación, presentamos las novedades en materia de legislación y normativas que el gobierno de Honduras ha presentado a lo largo de este mes de junio.

A partir del 8 de junio se deberán aplicar medidas contenidas en los protocolos de bioseguridad. Se comunica a las empresas y población en general que estarán trabajando en el marco de la reapertura de la economía que deberán aplicarse los protocolos de bioseguridad autorizados por el Estado. Las empresas y empleadores deberán suministrar a sus trabajadores del equipo correspondiente y aquellos que no lo reciban no están obligados a trabajar ni serán sujetos de sanciones disciplinarias o administrativas por ello.  Las personas mayores de 60 años, embarazadas, hipertensos, diabéticos, con cáncer o con cualquier otra enfermedad de alto riesgo que mantenga comprometido su sistema inmunológico, NO estará obligado a presentarse a laborar ni será sujeto de sanciones.  Las empresas están obligadas a proporcionar un medio de transporte a sus empleados mientras el transporte público no esté autorizado para operar.

A partir del 8 de junio de 2020 se autoriza la apertura de instituciones públicas como la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, CONATEL, Secretaría de Finanzas, Banco Central, ARSA, Secretaria de Desarrollo Económico, etc. Los empleados que se presentarán a trabajar de manera presencial deben ser únicamente el 20% del total de cada institución. Este 20% no podrá incluir a personal mayor de 60 años o aquellos que tienen alguna enfermedad crónica.

Se aprueba, a través del Acuerdo N° PCSJ-34-2020, el Proceso de Reincorporación Gradual y Responsable a Labores Presenciales que deberán ejecutarse a partir del 15 de junio de 2020 de manera gradual de los servidores públicos no vulnerables.

La Secretaría de Estado en el Despacho de Seguridad autorizará la reapertura de comercios y empresas en general a partir del 8 de junio de 2020. Se autorizará la reapertura de comercios y empresas en general para que puedan operar a partir del 8 de junio tomando en consideración el plan para la apertura inteligente adoptado por el gobierno de la república y aplicando los protocolos de bioseguridad que se han autorizado. Las empresas que deseen operar deberán solicitar su salvoconducto a través de los canales aprobados por el gobierno.

Se autoriza la circulación en todo el territorio nacional. Se autoriza la circulación de personas a nivel nacional de conformidad con la terminación de su tarjeta de identidad, pasaporte o carné de residente, empezando el lunes 8 de junio con la terminación 6 y terminando el viernes 12 de junio con la terminación 0.

Se amplía el toque de queda absoluto desde el 14 hasta el 28 de junio de 2020, segmentando a la población para realizar sus actividades de conformidad a la terminación de su tarjeta de identidad, pasaporte o carné de residencia.  No podrán abrir para atención al público: transporte público urbano e interurbano, bares, discotecas, cines, gimnasios, teatros, eventos deportivos, centro de convenciones, aeropuerto, centros educativos en sus niveles de primaria, secundaria y superior, así como tampoco están permitidas reuniones en casas particulares de más de 10 personas.

Se aprueba la suspensión de plazos legales hasta el 29 de junio de 2020, para los trámites iniciados a instancia de parte interesada y de oficio ante el SAR.

Se mantiene el cierre de operaciones en los Aeropuertos hasta que se dicten nuevas directrices:

  • Se mantiene el cierre de operaciones de los aeropuertos internacionales hasta que se dicten nuevas directrices por el Gobierno Central. El Aeropuerto Ramon Villeda Morales, brindará servicio de tránsito aéreo en horario de 7:00 a.m. a 7:00 p.m. para vuelos de carga regular y no regular de las empresas nacionales y extranjeras establecidas en el país.
  • Los vuelos con ingreso de hondureños o salida de extranjeros de territorio nacional deben ser autorizados por las misiones diplomáticas o representaciones consulares hondureñas con comunicación directa con la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional.
  • La salida de extranjeros debe gestionarse y coordinarse a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores mediante solicitud enviada por sus representaciones diplomáticas o consulares acreditadas en Honduras.

Con estos cambios y novedades, Honduras busca responder y hacer frente de manera eficaz a los retos que se plantean, no solo en el país sino también a nivel mundial. En Auxadi somos expertos en brindar servicios de valor agregado en lo relativo a contabilidad, tax compliance y gestión de nómina internacional. Trabajamos día a día para estar al tanto de todas las novedades legislativas a nivel internacional, lo cual es crucial en momentos extraordinarios y de incertidumbre como los que estamos viviendo. Si necesitas ampliar lo expuesto aquí, no dudes en contactarnos.

Información elaborada en colaboración con Resolve BPO.

¿Necesita más información?

Contacta con nosotros

Augusto Berutich
Director. Head of Tax

Toda la información está actualizada en el año 2020. Este contenido ha sido preparado como guía general sobre asuntos de interés únicamente, y no constituye asesoramiento profesional. En ningún caso se debe actuar en base a la información contenida en este documento sin obtener asesoramiento profesional específico. Ninguna representación o garantía (expresa o implícita) se da en cuanto a la exactitud o integridad de la información contenida en estas páginas, y, en la medida permitida por la ley, AUXADI no acepta o asume ninguna responsabilidad o deber de cuidado derivado de cualquier consecuencia que usted o cualquier otra persona que actúe, o se abstenga de actuar, en confianza en la información contenida aquí o por cualquier decisión basada en ella.