La función de la gestión de impuestos y cumplimiento normativo relacionado es una de las que está, posiblemente, más expuesta (y se beneficia en mayor medida) del proceso de transformación digital que estamos viviendo como sociedad en general, y, en concreto, desde la perspectiva de los grupos empresariales con operaciones en diversos países.

Por su papel y funciones dentro de las organizaciones, el CFO juega un papel determinante a la hora de liderar el proceso de transformación digital.

Este proceso no es nuevo y nos encontramos en un camino que comenzó desde el momento en que las relaciones internacionales y las herramientas tecnológicas permitieron reducir las distancias físicas y geográficas, con fenómenos económicos tan revolucionarios como la desintermediación, es decir, el acercamiento al cliente final, en su propio país, sin necesidad de intermediaros ni estructuras locales.

Como ejemplo, encontramos el esfuerzo de la OCDE para armonizar y eficientar la función impositiva en el marco de la economía digital, con el reflejo de su plan BEPS, destinado a reducir la imparable erosión en las bases tributarias, derivada de este nuevo paradigma. Actualmente 139 países o jurisdicciones se han adscrito a este marco, que cuenta con un eje centrado en los retos de la fiscalidad derivados de la digitalización.

Sin embargo, la situación motivada por la pandemia del Coronavirus catalizó y expuso la importancia de contar con un sistema impositivo digitalizado, especialmente en lo relativo a impuestos a nivel internacional, internacionalización y operaciones transfronterizas. Personalidades como Marcello Estevão, director global de Macroeconomics, Trade & Investment del Banco Mundial, han expresado recientemente la importancia de que los gobiernos y administraciones a nivel mundial trabajen en este sentido para generar modelos digitales, transparentes y sencillos para todas las partes.

De hecho, esta tendencia ya tiene especial relevancia en todo lo relativo a la gestión de transfer pricing. La intensa actividad mostrada por los diferentes reguladores a nivel internacional está haciendo que los directores financieros, junto con los departamentos fiscales, tengan entre sus objetivos automatizar y armonizar esta gestión a nivel grupo, garantizando el cumplimiento transfronterizo.

¿Qué están haciendo las administraciones a nivel mundial?

A este respecto, estos son algunos ejemplos de iniciativas que diferentes países ya han puesto en marcha en materia de fiscalidad y transformación digital:

  • USA: El servicio de impuestos del país (conocido como IRS) cuenta con el sistema federal de pagos electrónicos (Electronic Federal Tax Payment System – EFTPS) que permite programar pagos, acceder al histórico de información, entre otros.
  • La Unión Europea anunció el pasado abril la puesta en marcha para el mes de julio de las nuevas normas relativas al comercio electrónico, entre las que se incluye el desarrollo de plataformas para la gestión de las obligaciones impositivas
  • Costa Rica: La factura electrónica se realizar a través del Ministerio de Hacienda que recibe, valida y emite un comprobante electrónico para el receptor final quien puede aceptarlo o rechazarlo. Los contribuyentes también pueden optar por proveedores de facturación que automatizan la generación y envió de los comprobantes tanto al Ministerio de Hacienda como al receptor, que a su vez puede gestionar la recepción de las facturas que realizan sus proveedores.
  • Chile: Desde el 15 de septiembre comienza la utilización del LRE (Libro de Remuneraciones Electrónico) a través del portal web de la Dirección del trabajo. Esto se hace en línea, y de manera indefinida, en el cual los empleadores que tengan un mínimo de 5 trabajadores deberán reportar de manera electrónica la información de las remuneraciones y descuentos de sus colaboradores, reemplazando de esta forma los libros de remuneraciones en papel. Así mismo el Servicio de Impuestos Internos (SII) ha autorizado mediante la Resolución Exenta Nº 29 a llevar este libro auxiliar de forma electrónica.
  • Colombia avanza con la trasmisión digital de la nómina, a través de la plataforma de la Administración Tributaria Nacional (DIAN), informando de manera inmediata de los ingresos, costes y gastos deducibles relacionados con los contratos de personal, dando alcances a las personas naturales y jurídicas.
  • Perú: Como parte de su proceso de transformación digital, a partir de noviembre la SUNAT (Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria) comenzará a proponer a los contribuyentes registros de ventas e ingresos realizados por la entidad en favor de los contribuyentes mediante un nuevo módulo virtual, siempre que dichos contribuyentes emitan y declaren comprobantes de pago electrónicos. La implementación de este registro automático facilitará la elaboración de la declaración jurada mensual por concepto de IGV, “minimizando costes en tiempo y dinero a los contribuyentes”.
  • México: En el año 2005 México inicio con la digitalización en materia fiscal con el comprobante fiscal digital, que sustituía la factura impresa en papel que antiguamente se usaba. Este proceso ha evolucionado hasta la facturación con el CFDI versión 3.3, la cual no sólo incluye facturación a clientes, sino además los recibos de nómina, constancias de retenciones, complementos de pago, entre otros. Con la Reforma Fiscal del año 2014, los contribuyentes debían presentar las declaraciones mensuales federales, informativas y anuales, a través del sistema habilitado por la página web de la Hacienda llamado “Pago Referenciado”, desde entonces la mayoría de las comunicaciones y envíos de información del contribuyente con la Hacienda, se hacen de manera digital/electrónica. En la misma Reforma Fiscal del 2014 se establece la obligación de llevar la “contabilidad” en medios electrónicos y en sistemas autorizados por la Hacienda Tributaria en México, obligando al envío de la balanza de comprobación y catálogo de cuentas mensuales; adicionalmente las pólizas y auxiliares en caso de requerimiento de la autoridad.
  • Ecuador: En diciembre de 2020, la Administración Tributaria de Ecuador inició un proceso de reingeniería digital con la implementación del Catastro y Gestor de Obligaciones y Beneficios, el cual reemplazó cinco aplicaciones esenciales para la gestión de la Institución: el RUC (Registro Único de Contribuyente), Mantenimiento Persona, Matriz Global, Vector Fiscal y Estado Tributario. Esto ha permitido fortalecer el esquema de integración entre los diferentes procesos y sistemas de información tributaria, incrementar la recaudación y transparencia a través de un cumplimiento voluntario de las obligaciones. El enfoque de esta innovación es el siguiente:
    • Una nueva tecnología de fácil utilización para usuarios internos y externos
    • La integración automática de información del contribuyente en un solo repositorio (tanto de fuentes internas como externas), lo que facilitará los procesos de control de gestión, criterios/patrones de cumplimiento de las obligaciones y la emisión del estado tributario del contribuyente
    • La identificación automática de contribuyentes con derecho a devolución de impuestos
    • Facilitar el cruce de información con entidades públicas, proveedores, clientes y demás actores
    • Preparar la información datos disponibles para la puesta en marcha de procesos de Big Data

Pero la innovación no termina aquí. Las administraciones tributarias a nivel global están también avanzando en el uso del Big Data y analítica para automatizar su función financiera, crecer en eficiencia y poder detectar posibles infracciones o áreas de mejora de forma automática. Como recoge el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT), Reino Unido ha puesto en marcha el sistema Connect que permite detectar actividades fraudulentas a través de la minería de datos; Australia está desarrollando ANGIE, que permitirá identificar automáticamente las relaciones entre contribuyentes; mientras que la CRA canadiense emplea el data analysis para combatir la evasión fiscal en el extranjero.

Pero la aplicación de la automatización en materia fiscal también es de aplicación a organizaciones. En Auxadi contamos con una tecnología propia que permite monitorizar en tiempo real las obligaciones de nuestros clientes y mantenerlas correctamente archivadas, ganando de esta forma en agilidad, evitando la duplicidad de tareas, estableciendo procesos de control y garantizando así la ausencia de errores.

“La información financiera debe fluir de una forma eficiente pero que garantice la integridad de los datos, a lo largo de todo el largo y complejo proceso de cumplimento fiscal, que culmina con la presentación de las correspondientes declaraciones antes las múltiples administraciones tributarias ante las que los Grupos Multinacionales tienen que rendir cuentas. Y todo ello no es posible sin la utilización intensiva de la tecnología, clave de todo el proceso.”

Augusto Berutich, Director Global de los servicios fiscales en Auxadi,

¿Cuál es la respuesta de las organizaciones y los CFO?

Las organizaciones, especialmente a través del papel que juegan sus directores financieros, ya están respondiendo a los retos presentados por la transformación digital en materia financiera y, especialmente, fiscal.

Las nuevas tecnologías están presentando soluciones que hace un tiempo parecían impensables. Así, la aplicación de data analytics y machine learning está permitiendo obtener y tratar grandes cantidades de información (tanto de manera vertical como transversalmente a toda la organización), establecer predicciones e implementar decisiones estratégicas. La implementación de tecnologías Robotic & Cognitive Automation (R&CA) ofrece ventajas como la automatización de procesos, escalabilidad de recursos o una mejora en el ROI en la gestión estratégica. La tecnología blockchain está simplificando todos aquellos procesos que hasta ahora tenían su base en la confianza, como los procesos de due dilligence o la firma de contratos, entre muchos otros.

Esta situación y contexto presente retos para el CFO, como:

  • Alinear a su compañía con el propósito de transformación digital y que el proceso de digitalización sea global y coordinado, y no sólo aplicado a la función impositiva.
  • Responder a las necesidades tecnológicas y de cumplimiento normativo resultado de operar en un contexto internacional, dando solución a las necesidades de cada país o jurisdicción en la que se opere de forma coordinada y homogénea.
  • Evolucionar de un rol de líder de la función financiera a líder de la digitalización, del análisis estratégico de datos o del cambio, entre otros.
  • Asegurar la transparencia y completa disponibilidad de la información.
  • Garantizar que las organizaciones están listas para responder a los retos tecnológicos del hoy, pero especialmente los del mañana.

En un mundo hiperconectado nadie está exento del proceso de cambio marcado por la transformación digital. Una revolución que está impactando especialmente a los departamentos financieros y CFOs, y que continuará en el futuro.

Experiencia internacional – Conocimiento local

Fundada en 1979, Auxadi es una Firma de servicios profesionales de origen familiar que hace más fácil la vida de sus clientes, entre los que se encuentran multinacionales, fondos de Private Equity y de Real Estate. Somos líderes en gestión de servicios internacionales de contabilidad, tax compliance, gestión de nómina y creación y administración de SPVs. Conectamos Europa y América con el resto del mundo a través de nuestra sede en Madrid, oficinas en EE.UU. y nuestras 22 filiales internacionales, prestando servicio en más de 50 jurisdicciones.

¿Necesitas más información?

Contacta con nosotros

Augusto Berutich
Global Head of Tax

Toda la información está actualizada en el año 2021. Este contenido ha sido preparado como guía general sobre asuntos de interés únicamente, y no constituye asesoramiento profesional. En ningún caso se debe actuar en base a la información contenida en este documento sin obtener asesoramiento profesional específico. Ninguna representación o garantía (expresa o implícita) se da en cuanto a la exactitud o integridad de la información contenida en estas páginas, y, en la medida permitida por la ley, AUXADI no acepta o asume ninguna responsabilidad o deber de cuidado derivado de cualquier consecuencia que usted o cualquier otra persona que actúe, o se abstenga de actuar, en confianza en la información contenida aquí o por cualquier decisión basada en ella.