Con la década de 2020 dando sus primeros pasos, el mundo está ya poniendo la vista en qué pasará en 2030 o, incluso, en 2050. Vivimos en un tiempo en el que las innovaciones se suceden de manera exponencial, e hitos inesperados suponen disrupciones que cambian por completo la forma en que trabajamos, nos relacionamos y, en definitiva, vivimos.  

En este contexto, el mundo empresarial en su conjunto se plantea cómo se configurará la empresa del mañana. Y por su rol específico en las organizaciones, el CFO es un puesto especialmente expuesto a las diferentes innovaciones tecnológicas y sus consecuencias en el mundo empresarial.

NFTs

Las siglas que responden al concepto Non-Fungible Token está siendo uno de los temas que más está dando que hablar durante las últimas semanas. Basadas en tecnología Blockchain (más en concreto Etherum), los Tokens No Fungibles son tokens criptográficos que representan activos únicos diferenciables y no intercambiables. Por simplificarlo al máximo posible: antes de la irrupción del Blockchain todo (o prácticamente todo) lo existente en el ámbito digital era susceptible de duplicarse. Gracias al Blockchain y, más en concreto, a los NFTs, se pueden generar activos únicos no-copiables. 

Este hecho, cuyas aplicaciones iniciales se están centrando en el concepto del criptocoleccionismo o del arte digital, puede llegar a tener un impacto tanto a nivel micro como macro. Las posibilidades que los NFTs albergan pueden ir desde generar nuevas líneas de negocio o actividad, pasando por ofrecer nuevas posibilidades de financiación o inversión. Opciones que, de hacerse realidad, obligarán a los CFOs a encontrar nuevas posibilidades y formas de trabajar.

Computación cuántica aplicada a las finanzas

La computación cuántica es uno de los elementos que más podrían cambiar el mundo en el que vivimos (desde un punto de vista tecnológico). Concepto complejo para entender salvo que se disponga de una base en física, la computación cuántica parte de la mecánica o fenómenos cuánticos y el funcionamiento a nivel microscópico. ¿Cuál será el impacto de la computación cuántica? Para explicarlo de forma sencilla podemos valernos de la diferencia entre las unidades elementales de información de la computación clásica versus (el bit) la cuántica (qubit). Mientras que, por simplificarlo al límite, el bit funcionaría de forma binaria, el qubit podría funcionar en todo el rango entre el 0 o el 1. Esto, que puede parecer anecdótico, está llamado a revolucionar la tecnología y computación. Y que el hecho de que ordenadores cuánticos puedan operar de forma paralela o superpuesta va más allá de que realicen operaciones de forma más rápida: abre una puerta a un mundo de posibilidades.

Por ejemplo, en el campo de las finanzas algunas entidades ya están trabajando en el concepto y el desarrollo de las finanzas cuánticas. En este contexto, el CFO del futuro podría encontrar, en el campo cuántico, respuestas y nuevas soluciones a todas aquellas necesidades actuales que se basan en el análisis de grandes volúmenes de datos y probabilidades. Nuevas oportunidades de inversión, adelantar tendencias, proyecciones, previsiones, escenarios… Las finanzas cuánticas podrían ofrecer soluciones que hoy todavía ni imaginamos.

La economía virtual

Aunque adelantamos alguna pincelada de esta realidad al hablar de los NFTs, el desarrollo de la realidad virtual traerá, también, importantes consecuencias para las organizaciones y, más en concreto, para los CFOs. La implantación cada vez mayor de este tipo de tecnologías está generando lo que ya se conoce como economía virtual. Cada vez vivimos más en mundos virtuales lo cual, unido a hitos que nadie podía esperar hace apenas un año como la pandemia de la COVID-19, hace que se esté desarrollando un nuevo mercado, el digital, que aplica tanto a servicios, por supuesto, pero también bienes como objetos digitales.

Si hace unos años nos podría parecer inaudito el que alguien pagase por algo que no existiese de forma “real”, hoy existen mercados digitales millonarios como la compra-venta de objetos para videojuegos. En este contexto, elementos como el virtual real estate empiezan a ser ya algo existente y palpable (por ejemplo, Decentraland, un mundo virtual en el que los usuarios son los dueños del suelo). De seguir desarrollándose esta línea, en un futuro los CFOs deberán enfrentarse a una realidad que exigirá un mindset diferente (entender las finanzas como algo holístico y global, no siempre ligado a los factores de confianza que hasta ahora regían nuestro mundo), formación específica y también requisitos de compliance y ciberseguridad ajustados a las características de este mundo virtual.

Smart Contracts

Aunque todo lo que lleve la coletilla ‘smart’ nos puede sonar ya hasta desfasado teniendo en cuenta el desarrollo de los últimos años, los ‘smart contracts’ pueden llegar a ser otra de las grandes innovaciones que cambie la forma en que los CFOs desarrollan su función en las organizaciones. Un smart contract es un código o protocolo informático que verifica y ejecuta el cumplimiento de un contrato de forma automática. Esta tecnología facilitaría los tiempos en procesos y eliminaría los intermediarios. Pero, sobre todo, tendría importantes beneficios en todo lo que tiene que ver con inversiones (especialmente aquellas ligadas a futuros), adquisiciones de empresas, facilitaría todo aquello relacionado con pagos y, en general, hará mucho más eficiente y generará valor a lo largo de toda la cadena de suministro.

Datacracia: la importancia del data y su uso

Como hemos visto, nos dirigimos a un mundo cada vez más descentralizado y en el que la importancia del data, según más y más disrupciones tecnológicas lleguen al mundo corporativo, será mayor. En el nivel de los C-Suite existen varios perfiles que tienen un rol importante en cuanto al manejo del data. Por supuesto los y las CTOs, los y las CHRS, los y las CEOs… y también los CFOs, quizás siendo el perfil que mayor oportunidades tiene ante sí conforme avancemos hacia un modelo en el que el data juegue un peso mayor.

Y es que hay un elemento importante aquí: no sólo avanzamos hacia un mundo más tecnológico. Lo hacemos ante un mundo más responsable, sostenible e inclusivo. Atrás quedan los días en que sólo importaba el progreso por el progreso. Hechos como que los ESG cobren cada vez más importancia demuestran que el comportamiento de las organizaciones ha de ser inmaculado y beneficioso para el mundo en que vivimos. Dado que el data puede jugar un papel determinante a este respecto, el CFO está ante la oportunidad de convertirse en una especie de data compliance officer, en el que haga de la información y la tecnología dos palancas clave de su función, para ser uno de los responsables en cuanto a la aportación estratégica de valor de las compañías. 

En definitiva, las diferentes innovaciones tecnológicas que parece que estamos viviendo ofrecen retos, pero también oportunidades para el mundo corporativo, C-Suite y, en concreto, el CFO.

Experiencia internacional – Conocimiento local

Auxadi puede ayudarte en todas las etapas de tus procesos internacionales de expansión.

Hacemos más fácil la vida de nuestros clientes al convertirnos en la extensión de tu departamento financiero. Nuestro equipo de expertos se encarga de las necesidades internacionales de contabilidad, tax compliance y gestión nómina.

Confían en nosotros más de 1.500 clientes, de todo tipo de sectores, que tienen siempre disponible la información de todas sus filiales internacionales a través de nuestra plataforma tecnológica MultiCountry, adaptable a todas las necesidades específicas.

Con filiales en 22 países y una amplia red de partners, prestamos servicios en más de 50 jurisdicciones, utilizando nuestro conocimiento local y nuestra experiencia internacional para, como expresa nuestra misión, hacer más fácil la vida de nuestros clientes

Toda la información está actualizada en el año 2021. Este contenido ha sido preparado como guía general sobre asuntos de interés únicamente, y no constituye asesoramiento profesional. En ningún caso se debe actuar en base a la información contenida en este documento sin obtener asesoramiento profesional específico. Ninguna representación o garantía (expresa o implícita) se da en cuanto a la exactitud o integridad de la información contenida en estas páginas, y, en la medida permitida por la ley, AUXADI no acepta o asume ninguna responsabilidad o deber de cuidado derivado de cualquier consecuencia que usted o cualquier otra persona que actúe, o se abstenga de actuar, en confianza en la información contenida aquí o por cualquier decisión basada en ella.