Cuándo, dónde y cómo comenzar con la internacionalización es uno de las decisiones más complejas que una organización puede hacer, pero es también una de las más beneficiosas, si se dan los pasos adecuados y contando con la información correcta.

En nuestra serie analizamos las complejidades que hay que considerar cuando expandimos nuestra actividad en el exterior, especialmente en lo relativo a la diferente legislación, regulaciones y regímenes fiscales, laborales y contables.

En nuestra nueva entrega, revisamos algunas de las complejidades que hay que tener en cuenta al comenzar a operar en Guatemala.

¿Prefieres descargar el documento en pdf?

Descárgar pdf

Contexto

Guatemala es la tierra que vio nacer la civilización maya, y los primeros indicios de asentamientos humanos en el país se remontan al 12.000 A.C. Esta larga historia alcanzó su punto álgido en los siglos XIX y XX, y Guatemala ha disfrutado de un crecimiento económico y democrático desde el acuerdo de paz negociado por la ONU en 1996.

Situada entre el mar Caribe y el océano Pacífico, Guatemala alberga selvas tropicales, volcanes activos y una biodiversa y única, con 14 ecorregiones y cinco ecosistemas diferentes. La República ha firmado tratados medioambientales que van desde el Protocolo de Kioto hasta el Protocolo de Londres. El Parque Nacional Tikal es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Su población de unos 17,5 millones de habitantes lo convierte en uno de los países más poblados de la región. El español es el idioma oficial, aunque la Ley de Lenguas Nacionales de 2003 reconoció oficialmente 23 lenguas indígenas, entre ellas el kekchí, las lenguas xincas y el garífuna. La moneda, el quetzal, lleva el nombre del ave nacional: los mayas utilizaban las largas plumas de su cola, de color azul verdoso, como moneda.

Con una clasificación en el ranking Doing Business en el puesto 96/190, el gobierno se encuentra en un proceso de modernización con el objetivo de fomentar la inversión extranjera.

Oportunidades

La agricultura representa el 13,5% del PIB y el 31% de la mano de obra. El país exporta principalmente azúcar, café, plátanos y verduras. Las principales industrias de Guatemala son el azúcar, los muebles, los productos químicos y el petróleo, los metales, el caucho y el turismo, y es el único país productor de petróleo de América Central. Los textiles son otra de las principales industrias exportadoras.

Estas exportaciones van destinadas principalmente a Estados Unidos, El Salvador, Honduras, México y Nicaragua, e incluye una destacada presencia del sector energético: en 2017 se exportaron unos 1.860 millones de kWh.

En lo relativo a esta industria, las energías renovables están creciendo en Guatemala. La industria azucarera local produce biodiésel y energía a partir de la pulpa de la caña de azúcar. Aunque el país goza de una gran riqueza y variedad de recursos renovables y naturales, aún no se han explotado del todo -aunque se prevé que para 2027 genere el 60% de su electricidad nacional a partir de fuentes renovables-.

Las importaciones actuales incluyen petróleo refinado, equipos de radiodifusión/comunicaciones, medicamentos y automóviles.

Además de las energías renovables, también existen oportunidades para el sector de las telecomunicaciones. Aunque la penetración de la telefonía móvil es una de las más desarrolladas de la región, es necesario invertir en líneas fijas para mejorar la conectividad rural.

FDI

La mayor parte de la IED/FDI guatemalteca se dirige al comercio, sector bancario/asegurador, industria manufacturera, las telecomunicaciones y la electricidad, entre otros, y entre los principales países inversores se encuentran Estados Unidos, México, Colombia y Luxemburgo.

El país tiene acuerdos de libre comercio con EE.UU. y la UE, y su ubicación estratégica con acceso a ambas costas, recursos naturales, cultura corporativa y unos sectores logísticos y turísticos maduros son algunas de las razones que convierten a Guatemala en un potencial HUB en la región. A esto hay que sumarle el interés del gobierno en el desarrollo tecnológico y las ocho zonas francas que ofrecen incentivos fiscales a los inversores.

Sin embargo, hay que tener en cuenta la inestabilidad social y política, así como la propensión de Guatemala a los desastres naturales, junto con una infraestructura en proceso de mejora y cierta inseguridad en lo relativo a delincuencia.

Doing business y establecimiento en el país

La puesta en marcha de una empresa comprende unos 15 días, periodo que representa la mitad respecto a la media regional de 31 días.

En 2013, el gobierno lanzó Mi Negocio, un portal digital de ventanilla única que permite a las empresas registrarse simultáneamente en el Registro Mercantil y en la autoridad fiscal (SAT). Está previsto que la plataforma incluya también las gestiones relativas a Instituto de la Seguridad Social (IGSS) y al Ministerio de Trabajo en el futuro. Aunque es importante destacar que las sucursales de una entidad extranjera no pueden utilizar el portal en línea.

Las estructuras normales utilizadas son las siguientes, siendo la más popular la Sociedad Anónima (SA):

Tipo Número de socios Capital mínimo Responsabilidad
Sociedad de Responsabilidad Limitada Mínimo 2, máximo 20 (El director general debe ser residente legal en el país) Sin capital mínimo Limitado a la inversión
Sociedad Anónima Mínimo 2 Min GTQ 200 – pero se necesitan 5.000 GTQ para abrir una cuenta bancaria. Limitado a la cantidad de acciones
Sociedad Colectiva Mínimo 2 Min GTQ 5,000 La responsabilidad de los socios es conjunta e ilimitada.
Sociedad en Comandita Simple Dos tipos de socios, activos (Comanditados) e inactivos (Comanditarios) Min GTQ 5,000 Responsabilidad ilimitada para los socios activos. La responsabilidad de los socios inactivos se limita a la cantidad aportada si no participan en la gestión de la empresa.
Sociedad en Comandita por Acciones Dos tipos de socios, activos (Comanditados) e inactivos (Comanditarios) Min GTQ 5,000 Responsabilidad ilimitada para los socios activos. La responsabilidad de los socios inactivos se limita a la cantidad aportada, si no participan en la gestión de la empresa.

Sistema bancario

El sistema bancario guatemalteco destaca por su fuerte regulación, y puede presumir de tener un sistema sólido, buenas reservas de capitales internacionales y la deuda externa más baja de la región. Además, el sector, muy competitivo, cuenta entre sus actores con grandes bancos, bancos de nicho (que atienden a mercados especializados como el de la inversión, el microcrédito, etc.) y presencia de entidades internacionales.

También existe una ley de libre negociación de divisas que permite el uso legal de moneda extranjera, por lo que el dólar estadounidense se utiliza regularmente como base para los contratos y las transacciones internacionales.

Cualquier persona puede abrir una cuenta en quetzales, dólares o euros. La apertura de una cuenta bancaria para empresas suele tardar poco más de una semana, aunque puede demorarse hasta seis semanas según el tipo de estructura de la cuenta.

Gestión de nómina y legislación laboral

Existen tres tipos de contrato de trabajo: indefinido, contrato temporal o contrato por proyecto específico. También hay contratos verbales, válidos para el servicio doméstico, el sector agrícola y el trabajo temporal de menos de 60 días, pero el empleador debe proporcionar un documento con la fecha de inicio y la información sobre el salario.

El salario medio mensual en Guatemala varía según el tipo de trabajo: hay tarifas diferentes para el trabajo agrícola y el no agrícola. Los salarios mínimos para 2021 son:

Actividad económica Salario mensual Bono de incentivo Salario Total
No agrícola Q.2,825.10 Q. 250.00 Q.3,075.10 (US$397.05)
Agrícola Q.2,742.37 Q. 250.00 Q.2,992.37 (US$386.39)
Exportaciones y maquilad Q.2,581.77 Q. 250.00 Q.2,831.77 (US$365.66)

*1 GTQ = 0.129119 USD

Las aportaciones a la seguridad social a cargo a cargo de la empresa ascienden al 12,67% del salario bruto, y sólo el 8% de los trabajadores están sindicados.

Impuestos y contabilidad

Con impuestos del 25% para el ISR y el 12% de IVA, y un tiempo estimado de administración de 248 horas al año destinados a cumplimiento tributario, el régimen fiscal guatemalteco destaca por su atractivo para los inversores (la media regional es del 46,3% de impuestos, lo que supone más de 342 horas al año). Sin embargo, en el momento de redactar este documento, Guatemala no cuenta con tratados de doble imposición.

El tipo normal del impuesto de sociedades está fijado en el 25%, aunque existen variaciones, y tanto las empresas residentes como las no residentes tributan por sus ingresos en Guatemala al mismo tipo. Se aplica una retención del 5% a los dividendos y a las remesas de una sucursal guatemalteca a una oficina central extranjera. Los no residentes asumen retenciones sobre las facturas (que varían en función de la actividad).

Las ganancias de capital se fijan en un 10%, y las pérdidas de capital sólo pueden compensarse con las ganancias durante un máximo de dos años. Se aplica un impuesto de solidaridad (ISO) del 1% sobre el mayor de los activos netos o de los ingresos brutos de una sociedad para aquellas empresas en régimen de “actividades lucrativas sobre beneficios”.

Son deducibles los gastos de establecimiento, los intereses (con límites), los créditos incobrables (hasta el 3%) y las contribuciones benéficas (hasta el 5% de los ingresos netos). El año fiscal de Guatemala coincide con el año natural.

Las empresas guatemaltecas deben presentar su documentación fiscal con arreglo a los PCGA locales, tal como se especifica en la Ley de Actualización Fiscal. Las empresas que necesiten presentar estados financieros bajo NIIF por requerimientos de la casa matriz pueden hacerlo internamente, sin embargo estos no se presentan a la Administración Tributaria (SAT).

En resumen

Guatemala es un país que presenta complejidades y particularidades, especialmente para aquellas empresas que no estén acostumbradas a operar en la región centroamericana. Sin embargo, sus reservas naturales, industria e infraestructuras en crecimiento y el esfuerzo gubernamental por la modernización de la República convierten a este mercado en una opción a considerar. Todo ello sin estar exento de dificultades que aconsejan el apoyarse en proveedores con experiencia en el terreno para poder aprovechar todas las oportunidades existentes.

Experiencia internacional – Conocimiento local

Auxadi puede ayudarte en todas las etapas de tus procesos internacionales de expansión.

Hacemos más fácil la vida de nuestros clientes al convertirnos en la extensión de tu departamento financiero. Nuestro equipo de expertos se encarga de las necesidades internacionales de contabilidad, tax compliance y gestión nómina.

Confían en nosotros más de 1.700 clientes, de todo tipo de sectores, que tienen siempre disponible la información de todas sus filiales internacionales a través de nuestra plataforma tecnológica MultiCountry, adaptable a todas las necesidades específicas.

Con filiales en 22 países y una amplia red de partners, prestamos servicios en más de 50 jurisdicciones, utilizando nuestro conocimiento local y nuestra experiencia internacional para, como expresa nuestra misión, hacer más fácil la vida de nuestros clientes

Toda la información está actualizada en el año 2021. Este contenido ha sido preparado como guía general sobre asuntos de interés únicamente, y no constituye asesoramiento profesional. En ningún caso se debe actuar en base a la información contenida en este documento sin obtener asesoramiento profesional específico. Ninguna representación o garantía (expresa o implícita) se da en cuanto a la exactitud o integridad de la información contenida en estas páginas, y, en la medida permitida por la ley, AUXADI no acepta o asume ninguna responsabilidad o deber de cuidado derivado de cualquier consecuencia que usted o cualquier otra persona que actúe, o se abstenga de actuar, en confianza en la información contenida aquí o por cualquier decisión basada en ella.