Cuándo, dónde y cómo comenzar con la internacionalización es uno de las decisiones más complejas que una organización puede hacer, pero es también una de las más beneficiosas, si se dan los pasos adecuados y contando con la información correcta.

En nuestra serie analizamos las complejidades que hay que considerar cuando expandimos nuestra actividad en el exterior, especialmente en lo relativo a la diferente legislación, regulaciones y regímenes fiscales, laborales y contables.

En nuestra nueva entrega, revisamos algunas de las complejidades que hay que tener en cuenta al comenzar a operar en Portugal.

¿Prefieres descargar el documento en pdf?

Descárgar pdf

Contexto

Con una población joven y económicamente activa, su situación privilegiada (motivada por un fácil acceso a través del Canal de Panamá), su red de infraestructuras, la República de El Salvador merece ser considerada como un destino de negocios en cualquier estrategia de internacionalización. Y no sólo porque tiene la tercera economía más grande de Centroamérica (según datos del Banco Mundial, el PIB en 2020 fue de 24.640 millones de dólares).

La economía de El Salvador ha sido tradicionalmente agrícola, pero los servicios y la industria se han ido desarrollando hasta el punto en el que emplean ahora un mayor porcentaje de la mano de obra y representan un mayor porcentaje del PIB. El maíz es el principal cultivo de subsistencia y, aunque también se cultivan arroz, frijoles, semillas oleaginosas y sorgo, el café y el azúcar son los principales cultivos comerciales.

Su superficie, de tan sólo 21.021 km2, alberga una población de casi siete millones de habitantes y se extiende a lo largo de 270 km, desde Guatemala hasta Honduras, en el océano Pacífico, lo que lo convierte en el país más pequeño del continente americano. El Salvador se encuentra en el conocido como «Cinturón de Fuego» del Pacífico, lo que da a esta nación una actividad tectónica regular y la reputación de ser «la tierra de los volcanes». Pero también cuenta con grandes zonas boscosas que albergan una flora y una fauna significativas y únicas, y que convierten al país en un punto de interés ecoturístico.

El procesamiento de alimentos y bebidas es una industria importante, aunque los sectores manufactureros de El Salvador también abarcan la industria petrolera, los productos químicos, los fertilizantes, los textiles, los muebles y los metales ligeros. Las principales exportaciones del país son el café, el azúcar, las gambas, los textiles y los productos químicos, mientras que las principales importaciones son materias primas, bienes de consumo y de capital, combustible, alimentos, petróleo y electricidad.

Oportunidades

El Salvador puso en marcha su primera central geotérmica en 1975, lo que le ha permitido convertirse en el líder en su región en cuanto a este tipo de generación de energía. De hecho, el país es la sede en la actualidad del Centro de Excelencia en Geotermia. Sin embargo, aún no se han explotado plenamente otras fuentes de energía renovables, y el país sigue dependiendo en su mix de la importación de electricidad.

Según la la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) «dada su posición geográfica, el potencial de energías renovables [de El Salvador] es abundante y diverso, e incluye la bioenergía, la geotermia, la energía hidroeléctrica, la oceánica, la solar y la eólica. Aunque el país ha hecho recientemente avances significativos en la diversificación de su suministro de energía, gran parte de su potencial de recursos renovables sigue sin explotarse”.

El país busca activamente atraer empresas textiles, servicios empresariales en alta mar, turismo, aeronáutica, redes logísticas y de infraestructuras, y atención sanitaria. Las empresas orientadas a la fabricación y la exportación pueden instalarse en una de las diecisiete zonas francas de El Salvador. Éstas ofrecen una serie de incentivos y beneficios, como la exención del impuesto sobre la renta y del impuesto municipal, la importación libre de impuestos de maquinaria, equipos y materias primas, y la exención del IVA.

Inversión Extranjera Directa (FDI)

En los últimos años, El Salvador ha puesto en marcha una reforma legislativa y una serie de incentivos para promover la FDI, tales como la de Estabilidad Jurídica para las Inversiones (que concede un trato igualitario a los inversores extranjeros y nacionales), la Ley de Zonas Francas Industriales y Comercializaciones y la Ley de Servicios Internacionales. La pertenencia del país al DR-CAFTA (Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana) y su inclusión en el C4 (Acuerdo de Control de Fronteras entre El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Honduras) también promueven la inversión extranjera en el país.

En la actualidad, los principales países inversores son Estados Unidos (un tercio del volumen total de la FDI proviene de este país), México y Guatemala. El sector textil es el que más FDI recibe, aunque otros sectores clave son la producción de electricidad, el turismo y las telecomunicaciones.  El Salvador cuenta con diecisiete zonas francas, cinco de las cuales actúan también como parques de servicios. También utiliza Zonas de Procesamiento de Exportaciones para recibir acceso preferencial al mercado estadounidense.

Doing business y establecimiento en el país

El Salvador ocupa el puesto 91/190 en el ranking Doing Business en 2020. El proceso de constitución de una empresa comprende aproximadamente 20 días y en el mismo intervienen notarios públicos, contadores públicos y requiere múltiples registros gubernamentales. También hay que legalizar los libros de la empresa y el sistema de contabilidad, así como los libros de impuestos, y hay que disponer impresa de la documentación fiscal (comprobantes de crédito fiscal, facturas, etc.) Los costes pueden variar según el municipio.

La mayoría de los inversores extranjeros con negocios pequeños o medianos prefieren una estructura de SRL, mientras que las corporaciones extranjeras pueden establecer una sucursal en El Salvador.

Tipo Requisitos
Sociedad Anónima – (S.A.) Al menos dos accionistas y un director, que puede ser de cualquier nacionalidad, pero debe tener un director y un auditor locales. El capital mínimo es de 2.000 USD, de los cuales el 5% debe ingresarse en una cuenta bancaria de la empresa antes de su constitución, y el resto debe pagarse en el plazo de un año desde la constitución.
Sociedad de responsabilidad limitada – SRL Dos accionistas y al menos un director. Debe tener al menos un director local (conocido como representante legal). El capital social mínimo es de 2.000 USD, de los cuales el 5% debe pagarse en el momento de la constitución y el resto hasta un año después de la misma.
Sucursal La empresa matriz es plenamente responsable de la entidad y de todas sus operaciones. Debe nombrarse un representante legal local (residente). El capital mínimo es de 11.450 USD, de los cuales el 5% debe ingresarse en una cuenta bancaria de la empresa antes de la constitución, y el resto debe pagarse en el plazo de un año desde la constitución.

Impuestos y contabilidad

El impuesto de sociedades es del 30% de los ingresos obtenidos en El Salvador y la administración del régimen fiscal requerirá unas 180 horas al año. Todas las empresas salvadoreñas deben nombrar un director y un auditor locales. Por su parte el IVA está fijado en el 13% y existen varias retenciones fiscales que se aplican a los dividendos, intereses y cánones.

Gestión de nómina y legislación laboral

El Salvador cuenta con una semana laboral de 6 días y 44 horas. Las horas extraordinarias se pagan al 100% del salario base, y los trabajadores pueden estructurar su horario, trabajando horas extra durante la semana para tener más tiempo los fines de semana.

Se exigen contratos de trabajo por escrito para todos los empleados, aunque se puede confiar en los testigos en ausencia de estos contratos. Para cualquier empresa con más de diez empleados, los dirigentes deben documentar las prácticas laborales y registrar los documentos en el Ministerio de Trabajo. La mayoría de los contratos son indefinidos y aunque existen contratos de duración determinada, sólo se permiten por razones objetivas y materiales y sólo pueden renovarse una vez.

Las cotizaciones a la seguridad social se fijan en el 7,5% para los salarios de hasta 1.000 dólares, o en un tope de 51,49 dólares para los salarios superiores a 1.000 dólares. La contribución al fondo de pensiones es del 7,75% del salario del empleado.

También existe una interesante opción de contratación de personal en El Salvador. Para las empresas que busquen mano de obra local a escala limitada o a corto plazo, o si quiere conocer mejor el mercado antes de hacer una inversión más profunda, puede contratar personal oficialmente a través de un empleador registrado en El Salvador.

Sistema bancario

Los servicios bancarios comerciales en El Salvador son proporcionados por catorce bancos privados y dos bancos estatales. Dependiendo del banco local, los requisitos de capital mínimo oscilan entre 100 y 500 dólares.

Abrir una cuenta bancaria local conlleva unas 4 semanas y algunas estructuras exigen una cuenta antes de la constitución. También es necesario tener en previsión que las cuentas bancarias recién abiertas pueden tener restricciones para las transacciones internacionales durante los primeros 3-6 meses.

En resumen

El Salvador es un país rico en oportunidades. Es el primer país del mundo en introducir el bitcoin como moneda de curso legal, lo que es el claro reflejo de una orientación hacia la innovación y un espíritu avanzado. Por todo ello, El Salvador debe ser considerado en cualquier estrategia de expansión en Latam y, más en concreto, Centroamérica. Sin embargo, el país también presenta complejidades y desafíos Nuestra oficina en San Salvador puede proporcionar la experiencia local para ayudar a que su empresa salvadoreña sea un éxito.

Experiencia internacional – Conocimiento local

Auxadi puede ayudarte en todas las etapas de tus procesos internacionales de expansión.

Hacemos más fácil la vida de nuestros clientes al convertirnos en la extensión de tu departamento financiero. Nuestro equipo de expertos se encarga de las necesidades internacionales de contabilidad, tax compliance y gestión nómina.

Confían en nosotros más de 1.500 clientes, de todo tipo de sectores, que tienen siempre disponible la información de todas sus filiales internacionales a través de nuestra plataforma tecnológica MultiCountry, adaptable a todas las necesidades específicas.

Con filiales en 22 países y una amplia red de partners, prestamos servicios en más de 50 jurisdicciones, utilizando nuestro conocimiento local y nuestra experiencia internacional para, como expresa nuestra misión, hacer más fácil la vida de nuestros clientes

Toda la información está actualizada en el año 2021. Este contenido ha sido preparado como guía general sobre asuntos de interés únicamente, y no constituye asesoramiento profesional. En ningún caso se debe actuar en base a la información contenida en este documento sin obtener asesoramiento profesional específico. Ninguna representación o garantía (expresa o implícita) se da en cuanto a la exactitud o integridad de la información contenida en estas páginas, y, en la medida permitida por la ley, AUXADI no acepta o asume ninguna responsabilidad o deber de cuidado derivado de cualquier consecuencia que usted o cualquier otra persona que actúe, o se abstenga de actuar, en confianza en la información contenida aquí o por cualquier decisión basada en ella.