Además de CEO de Auxadi, Víctor Salamanca es también el Presidente del Unión Adarve, el cuarto equipo de Madrid y que cuenta con una de las canteras formativas más destacadas de España. Con este motivo, nos sentamos con él a charlar sobre el papel del deporte como herramienta de desarrollo personal y profesional y los retos del Club.

Víctor, además de tu rol como CEO de Auxadi, desde febrero de 2021 estás al frente del Unión Adarve como presidente del club. ¿Qué nos puedes contar sobre la razón que te llevó a aceptar este nuevo reto?

Uno de mis hijos forma parte del Adarve, en concreto de su cantera, desde hace diez años. Ese fue mi primer contacto con el club. Durante la pandemia del Coronavirus el equipo, como tantos otros, estaba pasando por una situación de dificultades económicas y fue ahí cuando decidí involucrarme más. Ofrecí mi ayuda desde el punto de vista financiero, pero también organizacional. El club había perdido una de sus instalaciones destinadas a los equipos inferiores y necesitaba con urgencia construir un segundo campo, reformar la cafetería, nuevos vestuarios… Y ahí aporté lo que pude.

El Adarve es ahora mismo el cuarto equipo de la ciudad de Madrid, pero para quien no lo conozca: cuéntanos un poco más sobre el club.

Como dices, actualmente somos el cuarto equipo de la ciudad de Madrid, detrás del Real Madrid, Atlético de Madrid y Rayo Vallecano, que juegan todos en la primera división de LaLiga. La temporada pasada logramos el ascenso Tercera a Segunda B (actual Segunda RFEF) y ahora mismo vamos en primera posición, aunque nuestro objetivo es mantener la categoría e ir paso a paso.

Nuestra cantera cuenta actualmente con 550 niñas y niños y es el recurso más preciado del que disponemos. Nuestros Sub-19, Sub-18 y Sub-17 juegan en sus máximas categorías en España, lo cual tiene mucho mérito, dado que en esas ligas somos el único club no cantera de un equipo de primera división.

Nuestro equipos se enfrentan todas las semanas a clubes como el Getafe, Leganés, Real Valladolid, Real Madrid, Atlético de Madrid o Rayo Vallecano. No tenemos sus presupuestos, pero cuando suena el pitido de inicio se trata de once contra once y en el campo te puedo asegurar que somos un rival duro de roer.

«Mi ambición como Presidente pasa por hacer lo mejor para los niños y para el Club”

Víctor Salamanca
CEO de Auxadi y Presidente del Unión Adarve

Precisamente el Adarve hace bandera de ser un equipo de barrio. ¿Qué crees que adjetivos o calificativos como ese significan hoy en día? ¿Por qué es diferente el Adarve?

Que somos humildes lo decimos nosotros, pero es que tenemos uno de los presupuestos más ajustados de nuestra categoría. Sin bien no todos nuestros jugadores del primer equipo viven del fútbol, muchos tuvieron ofertas de otros equipos. Pero el sentimiento de pertenencia aquí es diferencial. Somos una familia y estamos unidos como tal. Muchos que no nos conocen nos critican, pero cuando formas parte del Adarve ya no quieres irte a otro equipo.

El club tiene 30 equipos y unos 600 jugadores en total (sumando el primer equipo), lo que indica la importancia del fútbol formativo en el Club. Estamos saliendo ahora mismo de una situación muy complicada, como fue la pandemia del Coronavirus, ¿qué papel jugó el fútbol federado durante la cuarentena para esos niños?

Cuando el mundo se paró de golpe por el Coronavirus también lo hizo el fútbol. En verano de 2020 la cosa parece que mejoró, pero luego tuvo lugar la ola de septiembre. La situación era muy complicada: la vacuna era algo lejano y no parecía haber solución. En ese contexto, el fútbol federado fue diferencial. Los niños en Madrid pudieron volver a entrenar en octubre, con todas las medidas sanitarias necesarias. Y eso fue diferencial para ellos y para sus familias. Podían salir y solo ellos. En un contexto en el que muchas familias estaban encerradas entre cuatro paredes, con todo lo que eso supone a nivel de impacto y salud mental, el fútbol les dio libertad.

Hablando de eso, ¿qué papel juega el fútbol en cuanto a desarrollo personal y profesional?

Lo que voy a contar todavía lo recuerdo como si hubiese sido ayer. En mayo recibo una llamada de mi amigo y compañero Alfredo, de la Junta Directiva del Adarve. Yo estaba precisamente en una reunión del consejo de administración de Auxadi y no le pude coger la primera vez. Pero cuando me insiste con una segunda llamada, salí un momento para atenderle. Respondí y Alfredo apenas podía hablar. Uno de los niños, que había dejado el Club cuando comenzó el Coronavirus, había fallecido en condiciones no naturales. Cancelé inmediatamente la reunión porque no podía continuar, y durante horas no pude parar de llorar. Al día siguiente le hablé a los chicos del Club de lo sucedido, con el permiso de sus padres hablando claramente del suicidio. Organizamos sesiones de apoyo para sus compañeros y celebramos un partido en su memoria con el Real Madrid.

Cuento esto porque el deporte y el fútbol nos da la opción de ser libres, de soñar y de cumplir los sueños. Y como presidente del Club mi foco es la cantera, ofrecerles unas instalaciones en las que puedan desarrollarse y garantizar el equilibrio y la viabilidad del club a lo largo de los años. Puedo resumir mi función en una sola frase: Quiero poner al Club al mismo nivel que los chicos que nos representan cada fin de semana en el campo.

La vida es muy dura, y a todos nos pone por delante retos y dificultades. A través del deporte damos a los niños la oportunidad de ser niños, de jugar, de experimentar, de probar, de mejorar, de formar parte de un equipo, de tener amigos de diferentes orígenes sociales, de viajar, de comprometerse.

El deporte, en general, contribuye al desarrollo de los individuos ayudándoles a adquirir una serie de valores que pueden ayudarnos a todos a construir un mundo mejor para el futuro.

También hemos visto recientemente algunas iniciativas solidarias que ha desarrollado el equipo, como la cesión de material a un equipo en Guinea, o la participación del Adarve en el Torneo Solidario que organizamos en Auxadi. ¿Qué nos puedes contar sobre estas iniciativas?

La donación de material fue iniciativa de nuestro Director Deportivo y desde la presidencia no pude hacer otra cosa que apoyarla en cuanto me la contaron. Enviamos uniformes, botas y otro material de fútbol a Malabo, en Guinea, y fue muy emotivo ver a los niños jugar con nuestras camisetas.

Siendo ya presidente hace apenas un mes celebramos el torneo Auxadi en las instalaciones del Unión Adarve coincidiendo con su 12º edición. Cada año elegimos una organización sin ánimo de lucro para ayudar. Este año pudimos recaudar y donar 25.000 euros a Down Madrid, en este caso en concreto para apoyar su proyecto para ayudar a la integración de niños con síndrome de Down y sus familias en el mundo digital.

Desde muy pequeño aprendí que debía ayudar a los demás si estaba en condiciones de hacerlo, y eso es lo que intento hacer.

Algo que he impulsado este año dentro del Adarve es becar a familias y determinados colectivos destinando también 25mil euros.

Hablando de eso, ¿qué son las becas USA que ha puesto en marcha el Club?

Yo tuve la oportunidad de estudiar en EE.UU. así que una de las primeras decisiones que tomé cuando asumí la presidencia fue la de ayudar a los chicos de nuestra cantera a desarrollarse, no sólo en el fútbol sino en la vida en general a través de la educación y la formación universitaria.

La realidad es que muchos jugadores no llegan al nivel profesional, aunque es un sueño al que animo a todos a cumplir. Sin embargo nuestros juveniles, a pesar de su excelente nivel, lo tienen muy difícil para jugar en Tercera o Segunda RFEF directamente en España, ya que tienen que competir con rivales mucho más fuertes y experimentados que ellos. Una forma de seguir jugando y competir a muy buen nivel mientras se desarrollan, es participando en las ligas universitarias de fútbol de Estados Unidos y existen becas para ello. Creo que, como futbolista, obtienes lo mejor de ambos mundos y puede ser una gran oportunidad profesional. El fútbol debería ser un plan B para todos.

Si buceamos en la trayectoria de algunos nombres destacados de profesionales, encontramos al Adarve.

Sí. Hemos tenido algunos jugadores profesionales de gran talento; Latasa que actualmente está en el Real Madrid Castilla, Chinchu en el Getafe, Martín Pascual en el Villarreal. Marcos Alonso jugó con nosotros cuando era un adolescente y hoy juega en el Chelsea.

Cada año, las canteras profesionales reclutan entre 10 y 15 niños de nuestro Club para que jueguen con ellos. Pero, de nuevo, para nosotros el principal objetivo es aseguramos de que los chicos se centren en sus estudios: el aprendizaje es la clave.

Y al revés: en el Adarve hay muchos jugadores que también cuentan con carreras profesionales de éxito. ¿Cómo apoya el club esta faceta de los jugadores?

Es el reflejo de que el desarrollo profesional lo tenemos muy presente. Maganto jugó en Los Angeles Galaxy y estudió en Estados Unidos. Ahora está con nosotros mientras trabaja en el BBVA. Salama, jugador de gran talento, estudió en el Boston College y se doctoró en matemáticas. Bruno es psicólogo y tiene un MBA en RRHH. Y hay gente como Telle, que estudió Relaciones Internacionales en Santa Mónica, o Montejo, que jugó profesionalmente en Islandia y hoy trabaja en Auxadi a tiempo parcial. Como he dicho, somos una familia y si podemos ayudar y el jugador tiene un currículum que puede tener sentido para la empresa, le damos una oportunidad.

Para acabar, ¿qué te gustaría lograr al frente del Adarve?

No tengo ninguna ambición personal dentro del Club, salvo hacer lo mejor para los niños y para el Club. El fútbol fue importante para mí cuando era pequeño. Jugué en tercera división en fútbol sala, así que soy el primero en creer y defender el deporte como herramienta para desarrollar el talento. El primer equipo llegará donde la competición nos diga que debemos estar, y yo haré lo posible por apoyar y aportar valor al Adarve, mientras crea que pueda.

Mientras tanto, si alguien está interesado en patrocinar al equipo, ¡estaré encantado de que hablemos!

¿Necesitas más información?

Contacta con nosotros

Experiencia internacional – Conocimiento local

Fundada en 1979, Auxadi es una Firma de servicios profesionales de origen familiar que hace más fácil la vida de sus clientes, entre los que se encuentran multinacionales, fondos de Private Equity y de Real Estate. Somos líderes en gestión de servicios internacionales de contabilidad, tax compliance, gestión de nómina y creación y administración de SPVs. Conectamos Europa y América con el resto del mundo a través de nuestra sede en Madrid, oficinas en EE.UU. y nuestras 22 filiales internacionales, prestando servicio en más de 50 jurisdicciones.