Según datos del Banco Mundial, los países latinoamericanos y caribeños representaron, en 2019, un Producto Interior Bruto de 5.733.773,58 millones. Pese a la caída en los últimos años, es más del doble respecto a la misma cifra alcanzada en el año 2000, apenas dos décadas atrás. Y si analizamos la IED, aunque 2020 y lo que llevamos de 2021 no permite analizar tendencias debido a lo inesperado de la pandemia, esta cifra el desarrollo de LatAm ha sido continuado: la IED Latinoamérica representó en 2019 un 84% más que a principios de la década, y 13 veces más que en 2000.

Estos datos lo que demuestran es que Latinoamérica sigue siendo una región con oportunidades y en crecimiento. Y en ese contexto juegan un papel destacado las compañías multinacionales.

Respecto a lo que se entiende por empresa multilatina, aunque existen matices en cuanto a la definición, por norma general hablamos de una empresa de origen latinoamericano , presente en varios países de la región y con operaciones relevantes fuera de su país de origen (entendido habitualmente en volumen de facturación, que puede ir desde los 100 millones de dólares al año que aparecen citados en el libro “Multilatinas: Estrategias para su Internacionalización” o hasta llegar al mínimo de los 250 millones de dólares al año, según la Revista América Economía).

Entre algunas de las compañías multilatinas más destacadas se pueden nombrar casos como el de Grupo Bimbo, CEMEX, LATAM Airlines, Embraer o Petrobras, por citar casos de organizaciones que son globalmente conocidas. A estas hay que añadir otras organizaciones con el mismo nivel de impacto, pero procedentes de industrias con menor exposición al público, como pueden ser JBS (la mayor compañía cárnica del mundo).

Tal y como hemos establecido, uno de los rasgos definitorios de las multilatinas es su componente de internacionalización. Los motivos para esta expansión internacional que adoptan las empresas multilatinas son múltiples y variados, y pueden obedecer a causas endógenas y exógenas. Entre ellos se encuentran la cercanía geográfica (siendo los Estados Unidos un mercado de referencia para estas compañías), la cercanía cultural, la existencia de una lengua común (una de las razones por las que a menudo invierten es España). Otros factores determinantes son también la presencia de comunidades migratorias del país de origen en el país de establecimiento (con lo cual Estados Unidos vuelve a aparecer como un mercado de recurrencia para las multilatinas), así como un tejido empresarial con mayor presencia de PYMEs (que facilita el proceso de expansión mediante M&A) o la estabilidad regulatoria.

Entre las razones que explican la buena salud de las organizaciones multilatinas podemos citar el estudio de BCG “Why Multilatinas Hold the Key to Latin America’s Economic Future“, que alude a elementos como una mayor capacidad de diversificación y agilidad, orientación hacia la inversión en I+D o una capacidad para conectar de forma más directa con el consumidor.

Otro de los elementos destacados de las empresas multilatinas es la elevada rentabilidad y performance registrados a nivel histórico por este tipo de organizaciones. Así, según este mismo estudio, la rentabilidad desde el año 2000 hasta el 2018 de las empresas multilatinas fue del 685%, mientras que -para establecer una comparación- el índice S&P500 registró ROIs de 262 % y el índice MSCI Emerging Markets de 375 %.

Perspectivas de futuro

El éxito de las compañías multilatinas va ligado, en buena medida, al destino de la propia región. América Latina se enfrenta a importantes retos de futuro en materia de desarrollo tecnológico (tanto e-commerce como el sector de las start-ups y más en concreto las Fintech), en todo lo que tiene que ver con el sector de las energías renovables, así como la necesidad de medidas estructurales en lo relativo a fiscalidad y todo aquello que venga promovido por los cambios sociales y culturales que se están produciendo (especialmente, en materia de igualdad).

LatAm todavía tiene camino por recorrer en lo que respecto a desarrollo tecnológico, y eso significa retos, pero también oportunidades. Tanto a nivel de preparación del país para el e-commerce B2B (según datos de UNCTAD el índice de Latam es del 48 %, por debajo de la media mundial, 55%, y solo por encima de África), como a nivel de penetración de uso (según datos del Banco Mundial, en 2018 el % de individuos en LatAm y Caribe que usaban Internet era de aproximadamente el 65 %, mientras que en Europa era del 85 % por ejemplo). Unas cifras que contrastan con los datos de Forrester, según los cuales el sector del comercio electrónico alcanzará un volumen de 45.000 millones de dólares en 2021.

Esto explica, en parte, la cada vez más destacada aparición de empresas de tipo de start-up, especialmente en el campo de las Fintech, que surgen para dar respuesta a los retos bancarios y tecnológicos de las Américas. La experiencia acumulada en procesos de expansión intralatinos sirve y servirá también para que las empresas multilatinas de este tipo continúen su expansión en plazas como los Estados Unidos.

Pero buena parte del éxito de esto vendrá también por la recuperación global de la región, especialmente en un contexto pospandémico, que dejará a estos países en un contexto de niveles de deuda mucho más elevados que los actuales. Según el IDB, la deuda pública bruta en América Latina aumentará en promedio al 70-73 % del PIB para 2022, desde el 57 por ciento del PIB en 2019. Esto obligará a los países de la región a adoptar medidas en materia de fiscalidad (como ha sido el caso reciente de Colombia) para responder a los retos del mañana, especialmente en lo relativo a atracción de inversión extranjera, de la que también podrían salir beneficiadas las empresas multilatinas.

Existe también campo de actuación y mejora en cuanto a temas como el desarrollo social o la igualdad. Así, LatAm sigue siendo (como explican en este documento de CEPAL), un mercado que se encuentra muy segmentado y con una clara división por géneros del trabajo. Así, la presencia de mujeres es mayoritaria en sectores como atención y cuidado (que representa más del 25 % de los trabajos desempeñados por mujeres en LatAm), industria manufacturera, agricultura y similares o educación. En este contexto, las empresas multilatinas también pueden servir como driver de cambio e igualdad.

Sin duda, las compañías multilatinas representan uno de los casos de éxito más destacados en cuanto a expansión internacional de la última década. Por delante, queda por discernir si seguirán adaptándose a los retos del futuro.

Experiencia internacional – Conocimiento local

Auxadi puede ayudarte en todas las etapas de tus procesos internacionales de expansión.

Hacemos más fácil la vida de nuestros clientes al convertirnos en la extensión de tu departamento financiero. Nuestro equipo de expertos se encarga de las necesidades internacionales de contabilidad, tax compliance y gestión nómina.

Confían en nosotros más de 1.500 clientes, de todo tipo de sectores, que tienen siempre disponible la información de todas sus filiales internacionales a través de nuestra plataforma tecnológica MultiCountry, adaptable a todas las necesidades específicas.

Con filiales en 22 países y una amplia red de partners, prestamos servicios en más de 50 jurisdicciones, utilizando nuestro conocimiento local y nuestra experiencia internacional para, como expresa nuestra misión, hacer más fácil la vida de nuestros clientes

Necesitas más información

Contacta con nosotros

Raimundo Díaz
Global Head of International Corporates

Toda la información está actualizada en el año 2021. Este contenido ha sido preparado como guía general sobre asuntos de interés únicamente, y no constituye asesoramiento profesional. En ningún caso se debe actuar en base a la información contenida en este documento sin obtener asesoramiento profesional específico. Ninguna representación o garantía (expresa o implícita) se da en cuanto a la exactitud o integridad de la información contenida en estas páginas, y, en la medida permitida por la ley, AUXADI no acepta o asume ninguna responsabilidad o deber de cuidado derivado de cualquier consecuencia que usted o cualquier otra persona que actúe, o se abstenga de actuar, en confianza en la información contenida aquí o por cualquier decisión basada en ella.