El alcance de la crisis COVID-19 es global y está obligando a todas las economías a realizar esfuerzos a todos los niveles. Con una población de más de 17 millones, analizamos el caso concreto de Ecuador y las consecuencias que el Coronavirus está suponiendo para el país.

El Ecuador, país muy rico en recurso naturales, basa su economía principalmente en actividades relacionadas con minas y petróleo, exportación de commodities, producción y comercialización de alimentos e insumos de cadenas productivas, y turismo. Los principales ingresos que contribuyen al Presupuesto General del Estado (PGE) provienen de ingresos tributarios (siendo el IVA y el Impuesto a la Renta los de mayor contribución), seguidos de los ingresos petroleros y contribuciones a la Seguridad Social. Estas fuentes de ingreso han sido afectadas por la paralización del aparato productivo nacional por motivos de la crisis del Coronavirus, lo que ha generado problemas en el flujo de caja, también, debido al desplome del precio del petróleo con impacto negativo en la balanza de pagos (los precios han fluctúan entre US$20 y US$ por barril), a la alta dependencia de hacer negocios con Estados Unidos -principal socio comercial-, y China, y a la baja de exportaciones por la caída de la demanda global.

De acuerdo con datos del Banco Central del Ecuador, el sector de “agricultura, ganadería, caza y silvicultura y pesca concentra la mayor cantidad de empleos activos del país, con el 29,4 % de empleos totales, seguido del sector denominado comercio en general con el 17,9 %, e “industrias manufactureras con 10,32%. Estos tres sectores de la economía se han visto afectados especialmente por la crisis global

Desde el sector gubernamental, así como desde gremios y asociaciones empresariales, se han presentado varias propuestas que permitan afrontar los efectos que la crisis global puede desencadenar en el aparato productivo y en los indicadores socioeconómicos. Planteamientos que van desde la el fortalecimiento y transformación de los modelos de negocio (con inversiones que deben ser muy bien pensadas por parte de los empresarios, siempre cuidando el flujo de caja, y tomando en cuenta a todos los actores de la cadena de valor de un negocio); la adopción de la transformación digital, que requiere un cambio profundo de la mentalidad y cultura de la fuerza de trabajo; la implementación de planes de acción inmediatos de continuidad del negocio y manejo de riesgos, entre otras.

En lo que respecta a cambios en asuntos normativos; el Gobierno ha definido una serie de medidas cuyo objetivo es principalmente inyectar liquidez en la economía, proteger a la fuerza de trabajo y el enfoque de esfuerzos hacia asuntos prioritarios.

A continuación, presentamos de manera general los más relevantes:

  • Diferimiento de obligaciones tributarias, arancelarias y de seguridad social, medidas que beneficiaran a exportadores, PYMES, aerolíneas, agroindustria, turismo, afiliados voluntarios y sin relación de dependencia laboral.
  • Reestructuración y refinanciamiento de créditos por obligaciones hipotecarias y comerciales con bancos públicos y privados.
  • Acuerdos entre empleados y empleadores, respecto de teletrabajo, diferimiento de la jornada laboral y forma de pago de salarios; siempre salvaguardando los derechos fundamentales de los trabajadores.
  • Algunos organismos públicos han pospuesto hasta nueva orden los procesos administrativos que debían realizar los contribuyentes y usuarios en general, permitiendo el enfoque de recursos hacia temas prioritarios.
  • Finalmente, el Gobierno Nacional ha enviado para estudio y aprobación por parte de la Asamblea, una serie de medidas enfocadas a mitigar los efectos de la crisis, entre las principales, están, los aportes de empleados públicos y privados de una parte de su salario, contribuciones de las empresas a la crisis, en función de su tamaño y giro de negocio, y otras relevantes sobre asuntos laborales que deben ser discutidas y aprobadas.

La crisis del Coronavirus está suponiendo importantes retos para todas las empresas y en este contexto la información es esencial. En Auxadi somos expertos en brindar servicios de valor agregado en lo relativo a contabilidad, finanzas, tax compliance, gestión de nóminas y tecnología, siendo un socio estratégico de su negocio. Si necesita ampliar lo expuesto aquí, no dude en contactarnos.

¿Necesita más información?

Contacta con nosotros

Gustavo Verdezoto
Country Manager Ecuador

Toda la información está actualizada en el año 2020. Este contenido ha sido preparado como guía general sobre asuntos de interés únicamente, y no constituye asesoramiento profesional. En ningún caso se debe actuar en base a la información contenida en este documento sin obtener asesoramiento profesional específico. Ninguna representación o garantía (expresa o implícita) se da en cuanto a la exactitud o integridad de la información contenida en estas páginas, y, en la medida permitida por la ley, AUXADI no acepta o asume ninguna responsabilidad o deber de cuidado derivado de cualquier consecuencia que usted o cualquier otra persona que actúe, o se abstenga de actuar, en confianza en la información contenida aquí o por cualquier decisión basada en ella.