Bélgica inicia el mes de junio con aproximadamente 60.000 casos de Coronavirus. Aunque con un menor número de afectados que algunos de sus vecinos, el país sí que se ha visto afectado por un mayor número de fallecimientos. La acción de su gobierno no se hizo esperar y desde bien comenzada esta pandemia inició acciones en materia fiscal y laboral para plantarle cara a la crisis.

Así, destacan iniciativas como la aprobación, el 2 de mayo de 2020 por parte del Consejo de Ministros, de la introducción de un tipo especial de permiso conocido como la baja parental Coronavirus, la modificación de los porcentajes Impôt sur les Revenus (aumentando los porcentajes de beneficios de los pagos anticipados en el tercer y cuarto vencimiento) o el aplazamiento de los vencimientos de los prestamos empresariales.

Además, el 19 de mayo de 2020, las autoridades competentes de Luxemburgo y Bélgica procedieron a la firma de un acuerdo mutuo entre Luxemburgo y Bélgica para evitar la doble imposición y resolver algunas otras cuestiones relativas a los impuestos sobre la renta y el patrimonio, a fin de tener en cuenta la situación relacionada con la crisis de COVID-19. Este acuerdo se aplicará durante el período comprendido entre el 11 de marzo y el 30 de junio de 2020. A partir del 1 de julio de 2020, la aplicación del Acuerdo se prorrogará hasta el final de cada mes si ambas autoridades competentes lo acuerdan por escrito al menos una semana antes del comienzo del mes.

Pero más allá de estas medidas concretas, y al igual que está sucediendo a lo largo de Europa, el país comienza ya a mirar hacia el futuro con el objetivo de recuperación y reactivación de la actividad y normalidad. En este sentido, Bélgica recibirá por parte de la Unión Europa unos 5,48 mil millones de euros de los 750 previstos en el plan fomentar la economía después de la aparición del COVID-19.

El ministro Asuntos Europeos de Bélgica reaccionó positivamente al plan de recuperación de la Unión Europea que fue presentado el pasado miércoles por el presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. El plan «Next Generation EU» tiene como objetivo principal reactivar las economías de los estados europeos cuyo PIB ha sufrido más por la pandemia de COVID-19. Según la clave de asignación de la Comisión, Italia recibiría más de 172 mil millones de euros y España 140 mil millones. Francia, el cuarto beneficiario principal, por citar algunos ejemplos.

Aunque el plan todavía no haya sido aprobado por los estados de la UE, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, pidió a los 27 países miembros que acuerden la propuesta de la Comisión en la cumbre del 19 de junio. La idea es hacer todo posible para que dicho acuerdo se apruebe antes de verano. El Parlamento Europeo ha acogido con satisfacción el plan, con países como Francia y Alemania -con gran peso en la economía europea- apoyando la puesta en marcha del plan.

Combinando el esfuerzo interno ya realizado en materia de fiscalidad y liquidez de nóminas, junto al apoyo de la UE, y otras medidas de todo tipo como los robots que ayudarán a la detección de la enfermedad en hospitales, Bélgica comienza a mirar ya hacia el futuro pos Coronavirus.

En Auxadi somos expertos en brindar servicios de valor agregado en lo relativo a contabilidad, tax compliance y gestión de nómina internacional. Si necesitas ampliar lo expuesto aquí, no dudes en contactarnos.

¿Necesita más información?

Contacta con nosotros
Sheila Bratos

Sheila Bratos
International Desk Manager

Toda la información está actualizada en el año 2020. Este contenido ha sido preparado como guía general sobre asuntos de interés únicamente, y no constituye asesoramiento profesional. En ningún caso se debe actuar en base a la información contenida en este documento sin obtener asesoramiento profesional específico. Ninguna representación o garantía (expresa o implícita) se da en cuanto a la exactitud o integridad de la información contenida en estas páginas, y, en la medida permitida por la ley, AUXADI no acepta o asume ninguna responsabilidad o deber de cuidado derivado de cualquier consecuencia que usted o cualquier otra persona que actúe, o se abstenga de actuar, en confianza en la información contenida aquí o por cualquier decisión basada en ella.